Ondas cerebrales: a qué estado corresponde cad

Ondas cerebrales: a qué estado corresponde cada una

En total, nuestro órgano rey, la máquina más perfecta jamás inventada, es decir, nuestro cerebro, emite cinco tipos diferentes de onda. Ninguna es mejor que otra, aunque sí se sabe que las personas que consiguen estar en Alpha al menos una hora al día se benefician con una mejor salud mental y física.

Estos ritmos cerebrales, resultado de la actividad eléctrica de nuestras neuronas, cambian con la edad y también con la actividad que el cerebro esté realizando en cada momento.

A continuación te mostramos a qué estado corresponde cada onda cerebral:

Ondas Delta (1 a 3 Hz)

Relacionadas con el sueño profundo, las ondas delta son habituales en los bebés y los niños pequeños. También se relacionan con las actividades del cuerpo de las que no somos conscientes como la digestión, la circulación, la respiración, etc.  Cuando en el electroencefalograma las ondas deltas se muestran en su espectro más bajo puede indicar sueño deficiente y problemas para revitalizar el cuerpo y la mente. Por el contrario, si se muestra en picos altos, podría ser síntoma de lesión, problemas de aprendizaje, etc.

Ondas Theta (3,5 a 8 Hz)

Aparecen cuando soñamos, reflexionamos e imaginamos algo. También hacen acto de presencia cuando sentimos emociones profundas. Los picos elevados de ondas Theta en el cerebro pueden estar relacionados con depresión, falta de atención, etc. Por el contrario, picos bajos de esta frecuencia aparecen cuando hay estrés, ansiedad y apatía. Se dice que el nivel adecuado de Theta propicia las conexiones emocionales, la creatividad y la intuición.

Ondas Alpha (8 a 13 Hz)

Un poco más rápidas que las anteriores, la Alpha son las ondas más conocidas porque surgen durante la relajación. Los meditadores expertos, como los monjes tibetanos, suelen alcanzar con facilidad ondas Alpha durante varios momentos del día. Llevar el cerebro hasta este estado tiene grandes beneficios pues calma la mente, elimina el estrés y nos ayuda a enfocarnos de manera eficiente. Hay muchas formas de llevar nuestro cerebro a Alpha, un masaje relajante es una de ellas.

Ondas Beta (12 a 33 Hz)

Este es el estado “natural” de nuestra mente durante la vigilia. Las ondas Beta surgen como resultado de una actividad neural intensa, es decir, cuando estamos pensando, prestando atención o alerta. Estudiar, resolver problemas, sortear dificultades, trabajar, son actividades diarias que requieren del cerebro estar en Beta. Cuando los picos de estas ondas son muy elevados corremos el riesgo de sufrir ansiedad y estrés. Son esos momentos en que la mente parece no poder parar de pensar y nos agotamos.

Ondas Gamma (25 a 100 Hz)

Con una frecuencia extremadamente rápida, este tipo de onda ha sido muy poco explorada por la comunidad científica, que recién empieza a tener la tecnología necesaria para estudiarlas. Al parecer, las ondas Gamma están relacionadas con una alta actividad cognitiva. Cuando nueva información se asienta en el cerebro, aparecen estas ondas. También cuando estamos muy felices y cuando alcanzamos el sueño REM.

Siestita Salvatore: los beneficios de hacer una pausa

Países como Japón, donde la adicción al trabajo y las largas jornadas son el pan de cada día, ya están implementando las mal conceptuadas siestas laborales ya que sencillamente descubrieron que los trastornos del sueño disminuyen la productividad. Estas prácticas incluso ya llegaron a la Argentina, donde han diseñado los llamados siestarios.

¿Pero por qué debe ser de 20 a 30 minutos y no más?

Esto se debe a que en ese periodo de tiempo estamos en la fase de sueño REM, en inglés Rapid Eye Movement, que se caracteriza por el movimiento rápido de los ojos, y donde se producen los sueños inconexos. Curiosamente, esta fase de sueño impulsa la creatividad y mejora la memoria, mientras que al entrar ya en la fase MOR, de sueño profundo, luego de esos 30 a 45 minutos, podríamos alterar nuestro sueño nocturno y en consecuencia nuestro rendimiento al día siguiente.

Sin embargo, todas las siestas presentan beneficios, todo depende de cuan cansado estés y cuan alerte debes estar para retornar al trabajo.

Beneficios de la siesta en minutos

  • Una siesta de 4 minutos puede revitalizarte, sobre todo si pasaste mala noche
  • 15 minutos puede energizarte tanto como una hora extra de sueño en la noche, y es perfecta si tenes que estar alerta apenas te despiertes.
  • 45 minutos estimula el sueño REM, que impulsa el pensamiento creativo y el procesamiento sensorial.
  • 90 minutos abarca todas las fases del sueño, así que puede ayudarte a despejar la mente y mejorar tu estado de ánimo. Solo debes tener en cuenta, que puede que no quieras dormir a la noche….

Por otra parte, los expertos recomiendan que la siesta laboral se dé entre las 14 y las 16 horas para que el cuerpo se acostumbre a saber cuáles son los horarios de vigilia y los de sueño.

Otros beneficios a obtener luego de ese segundo turno de sueño:

  • Ayuda a reducir la hipertensión y la mortalidad por enfermedades del corazón en   un 37%
  • Mejorar tu memoria en sólo 6 minutos
  • Mejora la concentración
  • Nos mantiene más alertas

Condiciones del lugar donde tomar la siesta

  • Luz tenue: el exceso de luz disminuye los niveles de melatonina, sustancia química esencial para lograr el sueño. Aquí, los antifaces son de gran utilidad.
  • Aislamiento: Un lugar aislado y tranquilo es el adecuado para relajarse y así poder dormir. Podés, incluso usar tapones para los oídos.
  • Comodidad: Buscá un sillón cómodo, caso que no puedas salir de tu oficina, ya que el cuerpo debe estar totalmente relajado.

Ahora bien, ¿qué pasa si en el trabajo no te permiten hacer la siestita Salvatore?

Nada, en tu escapada para el almuerzo podés perfectamente pegarte una vuelta por Namaste, donde tenés el espacio ideal para descansar y volver renovado al trabajo.

Sigilo

La Sala Sigilo está especialmente diseñada para esos minutos de sueño reparador. La luz tenue, el silencio y las camas terapéuticas hacen de este lugar, un espacio ideal para recuperar energías y volver al trabajo con todas las pilas. Nuestras camas tienen programas de masaje con diferentes intensidades, además de auriculares con música relajante que te ayudan a desconectarte y así lograr el sueño reparador.   

Sigilo se encuentra conectada a Mediterráneo, nuestra área exterior donde podés despabilarte luego de tu siesta, junto a la piscina.

Dietas Détox: ¿mito o verdad?


La Lic. en Nutrición Cristina Villamayor desmiente algunos mitos y afirma algunas verdades sobre las denominadas dietas desintoxicantes o détox que se basan principalmente en la ingesta de “milagrosas” combinaciones de frutas y vegetales en forma de jugos por varios días y hasta por varias semanas.

4 mitos y sus verdades

1. Mito: Creer que tomar jugos en todas las comidas, nos va a “desintoxicar” y/o bajar de peso.
Ningún alimento tiene una función détox propiamente dicha. Los verdaderos “détox” están en nuestro cuerpo y son: nuestro hígado y nuestros riñones.

Verdad: Es saludable y aconsejable consumir vegetales y frutas TODOS los días y estos jugos nos facilitan su consumo, pero muchas veces se exceden en las cantidades. Todos tenemos diferentes necesidades.

2. Mito: Reemplazar las comidas por los batidos de frutas y vegetales ayudan a bajar de peso en todos los casos.

Verdad: Ayudan a las personas 100% sanas a sentirse más livianas, pero de manera esporádica y por un período corto de tiempo, es decir por unos días, bajo ninguna circunstancia por semanas. Se puede llegar a perder 3 a 4 kilos en 1 semana, pero por lo general estos kilos corresponden a la pérdida de agua y masa muscular, no de grasa corporal.

3. Mito: Los jugos détox tienen todos los nutrientes que se necesitan.

Verdad: Aportan calorías, agua, fibra y vitaminas y, por ende, son saludables. Pero, no tienen los MACRONUTRIENTES esenciales: Carbohidratos, proteínas y grasas de buena calidad para que nuestro cuerpo funcione de manera óptima.

4. Mito: Al volver a los hábitos normales de alimentación no se gana peso.

Verdad: Lastimosamente, el efecto REBOTE sí existe. Por lo general, cuando se deja de realizar las dietas détox, se vuelven a los malos hábitos alimenticios ya que dichas dietas son carentes de los nutrientes que necesitamos, lo que hace que queramos comer TODO lo que se nos cruza en frente. Consecuencia, subimos de vuelta de peso.




¿Qué es lo recomendable para bajar de peso?

La licenciada Villamayor indica que lo recomendable es seguir estos pasos:

1. No desesperarse
2. Tomar conciencia
3. Tomar acción:

• Tener un plan de alimentación saludable acorde a las necesidades personales y al estilo de vida, con alimentos REALES y al alcance de uno.

• Buscar una profesional que no solo de una dieta, sino que nos enseñe a comer porque las dietas tienen un final pero los buenos hábitos alimenticios quedan para siempre.

• Ingerir frutas, verduras, mucha agua y proteínas en todas las comidas.

MOVERSE. Una de las claves es la actividad física diaria.

Nos podemos dar nuestros gustos el 20% de nuestro tiempo, pero el 80% restante hay que moverse y alimentarse saludablemente. Todo es cuestión de equilibrio