Fallo muscular ¿cómo y cuándo utilizarlo en el entrenamiento?

Fallo muscular ¿cómo y cuándo utilizarlo en el entrenamiento?

En ocasiones anteriores hemos hablado de la forma más eficiente de entrenar. Y sin mencionar el fallo muscular explícitamente, recomendamos realizar ejercicios de fuerza o intensidad media-alta por períodos cortos de tiempo.

En este breve artículo entraremos más en detalle sobre esta forma de entrenamiento con la que obtendrás resultados visibles mucho más rápido.

Lo primero es definir a qué le llamamos fallo muscular.

Fallo muscular es ese momento en que nuestros músculos están tan agotados que no podemos hacer ni una repetición más. Cuando el entrenador casi te grita: ¡una más! y vos no sabés de dónde sacás la fuerza para llegar.

Se puede llevar al músculo a ese nivel de agotamiento con entrenamiento de cargas ligeras (muchas repeticiones) o de cargas pesadas (mucho peso y pocas repeticiones). Según los expertos, si usás un tipo u otro de entrenamiento llegando al fallo muscular conseguís los mismos resultados. Dependerá de con qué te sentís más cómodo.

Ahora, cuáles son esos resultados. ¿Qué ventajas ofrecer llevar el músculo al máximo de su fuerza y dejarlo agotado?

El fallo muscular estimula la secreción de la hormona de crecimiento, un compuesto químico esencial para la hipertrofia muscular, lo cual no solo nos ayudará a ver cómo crecen nuestros músculos más rápidamente, sino que también nos ayudará a disminuir la grasa corporal, a aumentar la densidad ósea, siendo una gran aliada de la longevidad.

Pero no todo es color de rosa en relación al fallo muscular. Pues al mismo tiempo que se segrega hormona de crecimiento, también se hacen presentes el cortisol y la testosterona en reposo. Lo cual podría llevarnos al catabolismo (destrucción de la fibra muscular) si abusamos de esta práctica.

Es por eso que los expertos recomiendan alternar el entrenamiento con fallo y las rutinas normales. ¿Cómo? Haciendo tus series de repeticiones habituales y llevando tus músculos al fallo solo en la última.

Si ya venís entrenando hace algún tiempo y lo hacés con una cantidad de peso considerable, te recomendamos que busques a un compañero que te ayude en tu última repetición con fallo muscular, de forma tal que puedas evitar accidentes. Recordá que tus músculos podrían no responder cómo quisieras.

Ondas cerebrales: a qué estado corresponde cad

Ondas cerebrales: a qué estado corresponde cada una

En total, nuestro órgano rey, la máquina más perfecta jamás inventada, es decir, nuestro cerebro, emite cinco tipos diferentes de onda. Ninguna es mejor que otra, aunque sí se sabe que las personas que consiguen estar en Alpha al menos una hora al día se benefician con una mejor salud mental y física.

Estos ritmos cerebrales, resultado de la actividad eléctrica de nuestras neuronas, cambian con la edad y también con la actividad que el cerebro esté realizando en cada momento.

A continuación te mostramos a qué estado corresponde cada onda cerebral:

Ondas Delta (1 a 3 Hz)

Relacionadas con el sueño profundo, las ondas delta son habituales en los bebés y los niños pequeños. También se relacionan con las actividades del cuerpo de las que no somos conscientes como la digestión, la circulación, la respiración, etc.  Cuando en el electroencefalograma las ondas deltas se muestran en su espectro más bajo puede indicar sueño deficiente y problemas para revitalizar el cuerpo y la mente. Por el contrario, si se muestra en picos altos, podría ser síntoma de lesión, problemas de aprendizaje, etc.

Ondas Theta (3,5 a 8 Hz)

Aparecen cuando soñamos, reflexionamos e imaginamos algo. También hacen acto de presencia cuando sentimos emociones profundas. Los picos elevados de ondas Theta en el cerebro pueden estar relacionados con depresión, falta de atención, etc. Por el contrario, picos bajos de esta frecuencia aparecen cuando hay estrés, ansiedad y apatía. Se dice que el nivel adecuado de Theta propicia las conexiones emocionales, la creatividad y la intuición.

Ondas Alpha (8 a 13 Hz)

Un poco más rápidas que las anteriores, la Alpha son las ondas más conocidas porque surgen durante la relajación. Los meditadores expertos, como los monjes tibetanos, suelen alcanzar con facilidad ondas Alpha durante varios momentos del día. Llevar el cerebro hasta este estado tiene grandes beneficios pues calma la mente, elimina el estrés y nos ayuda a enfocarnos de manera eficiente. Hay muchas formas de llevar nuestro cerebro a Alpha, un masaje relajante es una de ellas.

Ondas Beta (12 a 33 Hz)

Este es el estado “natural” de nuestra mente durante la vigilia. Las ondas Beta surgen como resultado de una actividad neural intensa, es decir, cuando estamos pensando, prestando atención o alerta. Estudiar, resolver problemas, sortear dificultades, trabajar, son actividades diarias que requieren del cerebro estar en Beta. Cuando los picos de estas ondas son muy elevados corremos el riesgo de sufrir ansiedad y estrés. Son esos momentos en que la mente parece no poder parar de pensar y nos agotamos.

Ondas Gamma (25 a 100 Hz)

Con una frecuencia extremadamente rápida, este tipo de onda ha sido muy poco explorada por la comunidad científica, que recién empieza a tener la tecnología necesaria para estudiarlas. Al parecer, las ondas Gamma están relacionadas con una alta actividad cognitiva. Cuando nueva información se asienta en el cerebro, aparecen estas ondas. También cuando estamos muy felices y cuando alcanzamos el sueño REM.

Mbokaja y los exclusivos beneficios del coco

Con el afán de brindar nuevas emociones, nuestros terapeutas crearon el primer protocolo de la colección Privée Namaste al que denominamos Mbokaja; un tratamiento único basado en los beneficios de la Cocoterapia.
Celebramos nuestra tierra y la época más festiva del año lanzando la primera edición limitada de nuestra colección Privée Namaste, fundados en la innovación y en el afán darle al hombre Namaste, las mejores herramientas para disfrutar de nuevas emociones mientras alcanza el bienestar.
Así también, con esta primera edición buscamos rescatar la identidad paraguaya y sus aromas, y que mejor que inspirarse en la planta cuyas flores llenan de aroma las calles de nuestra ciudad en estas épocas festivas. Es por eso que decidimos crear esta experiencia sensorial, utilizando como base aromática las esencias de coco natural, además de otras partes del coco que otorgan numerosos beneficios.

¿Qué es la Cocoterapia?

La Cocoterapia consiste en la utilización de la técnica manual con movimientos suaves, fluidos y a ritmo lento, permitiendo la relajación total por medio de la utilización de todas las propiedades del coco. Es recomendado para todo tipo de personas que buscan renovar la piel mediante la exfoliación, la hidratación, que se consigue gracias al aceite de coco, y la relajación completa, a través de la utilización de la cáscara del coco.
Los beneficios que proporciona el coco en el cuerpo son variados, uno de ellos es que el mismo actúa como bactericida, ayuda a equilibrar el cuerpo y la mente, es hidratante, tonificante, reafirmante y aporta Vitamina B. Otros aspectos positivos de la Cocoterapia tienen que ver con el favorecimiento del sistema linfático y circulatorio, además de que activa el sistema sensorial.
La Cocoterapia es muy recomendada para personas con pieles sensibles y en estado de deshidratación, tanto como en personas que padecen afecciones en la piel, y ni que decir de las que sufren por causa del estrés. Ahora, si bien es especial para lo indicado anteriormente, nosotros la recomendamos a todos aquellos clientes que deseen probar una experiencia diferente y por demás natural.